sábado, 18 de abril de 2009

Aquellas letras que sólo me hablaban de ti



Escribí con mi alma aquellas letras
que sólo me hablaban de ti
como cada noche antes del alba
mis pensamientos acompañan
el placer lujurioso de pensar...

de sentir tu alma que extasía a la mía
en lo profundo de mi oscuridad
te encuentras tu profanándolo todo...

con tus ansias...

tus anhelos...

tus deseos...

tu corazón que palpita en tu pecho
caracolea como un corcel furioso
cuando piensas... cuando sientes
cuando tu sangre corre desenfrenada
por tus venas... por ese sentir
vagabundamente lujurioso
que te carcome el alma en tu soledad...

compartimos la misma soledad
que nos habla de la nada
pero nos acompaña en silencio
en esos momentos en que comulgamos
con nosotros mismos y nuestros deseos
que nos queman profundamente las entrañas...

Ariadna De Alejandría

5 comentarios:

azpeitia dijo...

compartimos la misma soledad
que nos habla de la nada
pero nos acompaña en silencio
en esos momentos en que comulgamos
con nosotros mismos y nuestros deseos
que nos queman profundamente las entrañas...

Bello torrente de sentimientos, de anhelos de una especial sensibilidad...un beso muy grande desde azpeitia

Tony dijo...

Deseos ardientes que aunque queman no dejan huella, la cicratiz se borra porque sabe regenerarse muy bien una piel acostumbrada a las heridas.

Un beso.

Sakkarah dijo...

Un escrito muy apasionado...

Un beso.

xarleen dijo...

Que lindo, me encantó, pasaré por aquí más a menudo ;)

Mr. Vic dijo...

por acá me tienes, prometo leerte